Qué son las horas no facturables y cómo influyen en tus tarifas

Kirjoitettu - Viimeisin muokkaus

Cuando empecé a trabajar a tiempo completo como diseñadora freelance, seguía pensando que si trabajaba 8 horas al día, esas 8 horas eran trabajo pagado. Cortocircuitos mentales por haber estado trabajando por cuenta ajena y ser una novata en el mundo de los emprendedores, claro. Si trabajas para una empresa (con contrato laboral) tu hora tiene un precio que se multiplica por tus 40 horas semanales (o las que sean) y de ahí sale tu sueldo. En cambio, cuando te "independizas" no puedes dedicar las 8 horas diarias a trabajos pagados. No puedes pretender trabajar las 8 horas en diseñar logotipos (por ejemplo) porque hay muchas tareas relacionadas con tu negocio de por medio que debes tener en cuenta y que ocupan el 50% de tu jornada. [Tweet "La mitad de tu jornada laboral como #freelance son horas no facturables"] Sí, has leído bien, la mitad de tu jornada laboral como freelance la dedicas a tareas que no te reportan directamente pasta: las horas no facturables. Si todavía no lo tienes claro o piensas que en tu caso no existen esas horas no remuneradas, voy a ilustrártelo con un listado de ejemplos:
  • Contestar emails
  • Contestar llamadas
  • Redactar presupuestos
  • Reuniones con clientes
  • Cursos y formación para reciclarte
  • Investigación
  • Facturación
  • Publicidad
  • Actualizar tus redes sociales
  • Mantener tu propio blog
  • Mantener tu portfolio actualizado
  • ¿Procrastinación?
  Seguro que se te ocurren más tareas en tu caso concreto. Estaría bien que hicieses un listado y calculases tú mismo más o menos cuántas horas se te van al día en este tipo de cuestiones. Pues bien, aunque parezca que son tareas que te hacen perder el tiempo, lo cierto es que son totalmente necesarias para asegurarte más trabajo después y para poder evolucionar y mejorar en tu profesión. Hay que sembrar para después poder recoger.

¿Cómo afectan las horas NO facturables en mi tarifa como freelance?

Cuando te inicias como freelance lo primero que haces es fijar unos precios para tu trabajo: empiezas mirando qué hace la competencia, calculas tu precio/hora según tus gastos para poder ser rentable y con ese precio/hora haces un cálculo de lo que pueden costar tus servicios dependiendo de cuántas horas dediques a cada proyecto. Digamos que cuando empecé en este mundillo y calculé mi precio/hora no tuve en cuenta este dato así que hice una cuenta rápida con los gastos que tenía, el sueldo que quería tener y las vacaciones y todo eso lo dividí entre todas las horas que trabajaba. Como resultado me salía un precio/hora bastante bajo y me quedé tan ancha pensando que era bueno poder ofrecer una tarifa asequible a mis posibles clientes (estrategia low cost, menudo error). La sorpresa vino después cuando me di cuenta de que trabajaba muchísimas más horas de las esperadas para un sueldo que no llegaba ni a mileurista... ¿Qué fallaba en esa cuenta? Pues claramente que había hecho la división entre el doble de horas de las que debía porque no había tenido en cuenta todas las horas no remunerables.

¿Cómo hacer bien el cálculo de mi tarifa/hora?

Pues bien, para ayudarnos con este cálculo y dejarnos de cuentas imposibles o lanzar un dado al aire para poner mis tarifas lancé una aplicación online gratuita que te ayuda rápidamente a calcular tu precio/hora como freelance para ser rentable: la Calculadora Freelance, que ya se ha mencionado en este blog en otras ocasiones.

Cómo reducir las horas no facturables

Para poder reducir estas horas no facturables es importante implementar sistemas y procedimientos de trabajo con plantillas o aplicaciones de gestión en tu negocio, además de destinar un horario concreto al día a contestar emails o crear presupuestos y tendrás que valorar en qué medida te puede compensar subcontratar o externalizar algunas de esas tareas como por ejemplo los temas burocráticos (contabilidad y temas fiscales). Delegar es un acierto y más cuando hablamos de tareas que pueden ser bastante tediosas y te puede dejar más tiempo para dedicar a lo que realmente te interesa, tus proyectos remunerados.

Conclusión

Resumiendo, tanto para calcular tu tarifa/hora como para calcular cuántos días vas a tener que dedicar a un proyecto es necesario que tengas en cuenta que la mitad de tu jornada laboral como freelance la vas a dedicar a tareas no relacionadas directamente con los servicios que ofrezcas y que tendrás que realizar para que tu negocio se mantenga durante años y crezca.

¿Qué más tareas realizas en horas no facturables que no estén en esta lista?

Puedes contármelo en los comentarios y charlamos :)


 

Laura López es Diseñadora gráfica y web freelance y está detrás del blog lauralofer.com donde comparte consejos demostrados para diseñadores freelance que quieren elegir a sus clientes. Si quieres evolucionar como profesional independiente dentro del mundo del Diseño apúntate a su curso gratuito cobraloquetemereces.com

Tilaa nyt ja saa viikottaiset päivitykset

Pysy ajantasalla parhaista artikkeleista Freelancer Yhteisössä. Tilaa nyt jokaisen viikon parhaat suunnittelu-, kehitys ja freelancer-sisällöt.

Seuraava artikkeli

Motivos para NO trabajar freelance