Hablamos sobre la impresión 3D de comida con Adriana Bertolin

Kirjoitettu - Viimeisin muokkaus

Hace unos meses descubrimos por casualidad lo que probablemente es una de las empresas con una propuesta más interesante que hemos visto en bastante tiempo. Se dedican ni más ni menos que a desarrollar una impresora 3D de comida. Decidimos hablar con su diseñadora, Adriana Bertolin, para que nos introdujera algunos conceptos básicos sobre esta nueva tecnología y de paso aprovechamos para preguntarle un poco su peculiar perfil como diseñadora. Adriana es ingeniera industrial, aunque a día de hoy prefiere trabajar como diseñadora gráfica y de producto en su empresa. ¿En qué momento te diste cuenta de que te atraía más el diseño que la ingeniería? Creo que siempre lo he sabido, pero me di cuenta a medida que iba acabando la carrera. Empecé a trabajar con personas con perfiles diferentes al mío. Aunque supuso un reto porque tocaba campos como el diseño gráfico que mi carrera no abarcaba, me resultó muy interesante y a partir de allí seguí este camino. ¿Cómo crees que tu carrera como ingeniera influye en tu forma de enfocar los diseños en los que estás trabajando ahora? He intentado sacar provecho de todo lo que he ido y voy aprendiendo. No me considero una persona con perfil de ingeniería, aunque lo tenga, pero me interesan muchos sectores, como todo lo relacionado con materiales y su aplicabilidad. Creo que el hecho de afrontar el diseño desde distintos puntos de vista aparte del formal­­—a nivel funcional, técnico y medioambiental, por ejemplo— me ha permitido ser mucho más realista en la fase de conceptualización y ahorrar mucho tiempo. El diseño es uno de los campos donde el trabajo freelance es más popular, ¿crees que en el mundo de la ingeniería podría llegar a ser posible en algún momento? Creo que del mismo modo que existen muchos diseñadores freelance, es posible proponer un proyecto de ingeniería y encontrar profesionales interesados en llevarlo a cabo de forma independiente. No lo veo aplicable a todos los campos de la ingeniería, pero viendo la tendencia creciente que tienen las empresas en renovar y optimizar sus formas de contratación, lo veo posible. Por ejemplo la ingeniería mecánica, industrial y de producto son campos en los que sí podría llegar a ser posible. ¿En qué consiste tu día a día como diseñadora en una empresa tan peculiar como Natural Machines?  Suele ser muy variado. Es lo que me gusta de este proyecto, que puedo implicarme en muchos aspectos muy distintos. Para entrar en mi día a día quizás debería empezar por explicar a qué se dedica Natural Machines. Natural Machines está desarrollando Foodini, una impresora 3D de comida. Un electrodoméstico que se encarga de realizar las partes más laboriosas o aquellas que requieren más tiempo en el proceso de preparar la comida, por lo que es más fácil y divertido crear platos recién hechos. Se utiliza un modelo de cápsulas abiertas, es decir, que el usuario prepara y coloca los ingredientes frescos en dichas cápsulas y las coloca en Foodini. En mi día a día me dedico esencialmente al desarrollo gráfico de la interfaz de usuario, así como a la creación de modelos digitales para ser posteriormente imprimidos. En un futuro estos modelos estarán almacenados en una biblioteca virtual en la que el usuario tendrá acceso. También he estado realizando patentes y participando en el desarrollo del diseño de Foodini, desde la experiencia de usuario a la creación de elementos para la interfaz de usuario. [caption id="attachment_17221" align="alignnone" width="833"]light-ok.magazine-copyPrototipo de Foodini, la impresora de comida 3D de Natural Machines.[/caption] A parte de la cara de confusión, ¿cuáles son las preguntas más frecuentes de la gente cuando mencionas que trabajas en el sector de impresión 3D de comida? Pues de todo. Si la comida es de verdad suele ser una pregunta recurrente, así como si está buena, aunque les hayas explicado anteriormente que es el mismo usuario el que la elabora. Este punto genera un poco de confusión. Otras preguntas frecuentes son su precio, cuánto tarda en imprimir, si se puede imprimir un bistec, con qué alimentos se imprime, para cuantas personas es… y podría seguir. ¿Y se puede imprimir un bistec? No.Puedes triturar la carne e imprimirlo a posteriori, pero probablemente esto sería más una hamburguesa que un bistec. La respuesta a la mayoría de dudas que me preguntan suelen depender de lo que se imprima, de la cantidad, del tamaño y de la complejidad. La gente no acostumbra a estar familiarizada con la impresión 3D y le cuesta entender cómo funciona y cómo eso puede ser saludable y fresco. Entonces explícanos por encima cómo funciona la impresión 3D de comida ¿Es posible combinar sabores? ¿Qué hay de las texturas? Funciona igual que una impresora 3D de plástico. El material, en este caso la comida, está distribuido en 5 cápsulas reutilizables. Para entenderlo mejor hay que visualizar un modelo o pieza e imaginar que éste lo dividimos en varias secciones transversales. Así pues, el proceso de impresión consiste en aplicar el material contenido en la cápsula capa por capa, es decir, que cada capa se va adhiriendo a la anterior. Por ejemplo, para hacer unos raviolis el usuario sólo tiene que cargar la masa y el relleno en dos cápsulas, en una la masa y en la otra el relleno, y colocarlas en Foodini. La impresión consiste en colocar una capa de pasta, una de relleno, y finalmente cubrir con una nueva capa de pasta. Después el usuario ya podría sacarlos y hervirlos. Según qué material se coloque en la cápsula va a necesitar calor para ser extruido, como por ejemplo el chocolate. Estas cápsulas disponen de un sistema calefactable que permite calentar el ingrediente si es necesario. Respecto a la textura, debe tener ciertas características básicas, no puede ser demasiado acuosa ni espesa, ya que puede gotear y salir de la cápsula, u obstruir la boquilla y no imprimir. Hemos trabajado con texturas que van desde salsas hasta carne picada. [caption id="attachment_17225" align="alignnone" width="833"]adriana_entrevista3Proceso de impresión de carne picada para hamburguesas[/caption] En una sociedad altamente estigmatizadora con la comida artificial, ¿cómo puede generar confianza algo aparentemente tan poco natural como la impresión de comida? A primera vista choca. Pensar que de una máquina pueda salir un producto igual de saludable que cualquiera hecho a mano no encaja. Si el consumidor se fija en la cantidad de aditivos y conservantes que ingiere en su día a día puede ver que la opción de poder escoger qué ingredientes y productos come suena bastante mejor. Por eso uno de los principales objetivos de Foodini es promover el uso de ingredientes frescos y conseguir comer menos platos precocinados. ¿A quién están destinadas las impresoras 3D de comida ahora mismo y a quién crees que pueden llegar a estarlo? Están destinadas tanto a restaurantes como a particulares. Sobre todo en el mercado asiático y en Estados Unidos. Para que llegue a nuestras casas aún faltan algunos años, puesto que aquí la gente no está acostumbrada a consumir comida encapsulada. Idealmente Foodini está destinada a todo el mundo, pero los primeros consumidores probablemente serán amantes de la tecnología y restaurantes. ¿Cómo crees que la impresión 3D de comida puede afectar al día a día de un ciudadano de a pie? ¿Qué ventajas nos puede reportar? Sin lugar a dudas, potencializa la expresión de la creatividad, el poder de diseñar tus propios platos, de hacer más atractiva la rutina y arriesgarse a probar cosas nuevas sin demasiados riesgos. Imaginaros como sería llegar a casa y encontrarse la comida recién hecha. Muchas veces después de un largo día de trabajo no suele apetecer ponerse a cocinar. O un catering impreso, por ejemplo: canapés, aperitivos, dulces… O una fiesta, con una temática representada en comida. Las opciones son infinitas. [caption id="attachment_17224" align="alignnone" width="833"]adriana_entrevista.4Hamburguesas con el pan y la carne recién imprimidos y listas para comer.[/caption] ¿Crees que la industria tradicional está intentando obstaculizar la inmersión de la impresión 3D a nivel doméstico?¿O simplemente aún no estamos preparados para ello? Lo ven como una amenaza potencial, una herramienta con la que el consumidor puede llegar a hacer fabricable un diseño o una idea, prescindiendo de la fase de producción, con sólo pulsar un botón. El simple hecho de poder fabricar cualquier pieza, utensilio o herramienta desde tu casa sin tener que acudir a un fabricante ya constituye una auténtica amenaza. ¿Cuánto falta para que los padres les pongan a sus hijos un plato impreso con comida impresa en la mesa? Lo veo posible en unos años, tanto los utensilios como la comida. La impresión 3D tiene un enorme potencial. Una impresora 3D de comida pasará a ser un electrodoméstico más. Ocupará un espacio como el horno, el microondas o la Thermomix. Llegará a formar parte de nuestra cocina. ¿Qué tienen a decir los diseñadores a todo esto? ¿Puede llegar a existir la figura del diseñador de comida? Y tanto, he podido comprobar que para poder llevar a cabo una impresión es necesaria la colaboración de dos perfiles, un diseñador y un tecnólogo del alimento, así que por qué no unificar ambas. Son dos perfiles que se necesitan el uno al otro para llevar a cabo la acción de imprimir comida. Es evidente que la impresión 3D elimina intermediarios en la consecución del producto final. ¿Podría ser esto una oportunidad para ciertos profesionales freelance para desarrollar sus proyectos integralmente? No sé si sería posible desarrollar proyectos integralmente ahora, ya que la variedad de los materiales aún es bastante limitada, pero estoy convencida que de aquí unos años encontrarán la forma de imprimir todo tipo de materiales y hacer posible así desarrollar tus propios proyectos. La impresión 3D brinda posibilidades que otros procesos no ofrecen, como son la precisión, el detalle y la creatividad. No obstante, el acabado no es el mismo que el que se puede obtener mediante otros procesos industriales o acabados superficiales. ¿Has tenido alguna experiencia en proyectos freelance? ¿Crees que empresas como Nubelo pueden ayudar a nuevos campos de profesionales freelance a abrir sus puertas al mercado? Sí, he tenido la oportunidad de realizar algún proyecto y he disfrutado mucho. La gran mayoría han sido para amigos o conocidos, pero también he realizado colaboraciones con instituciones públicas Nubelo me parece una muy buena ayuda para abrirse camino y encontrar proyectos muy interesantes. Personalmente, disfruto trabajando como freelance y me parece muy útil una plataforma que te asegura un pago sencillo y seguro. Además creo que, si se enfocara correctamente, podría llegar a ser un gran impulso para consolidar nuevos campos de trabajo freelance que a día de hoy son impensables, gracias a las posibilidades que brindan tecnologías como la impresión 3D.   [caption id="attachment_17662" align="alignnone" width="833"]adriana_entrevista4 Furor en China ante la impresora 3D de comida Foodini[/caption] Si quieres saber más, visita nuestro post sobre cómo puede afectar la impresión 3D a nuestro día a día o nuestra reflexión  sobre qué efectos tiene esta tecnología sobre el teletrabajo.

Tilaa nyt ja saa viikottaiset päivitykset

Pysy ajantasalla parhaista artikkeleista Freelancer Yhteisössä. Tilaa nyt jokaisen viikon parhaat suunnittelu-, kehitys ja freelancer-sisällöt.

Seuraava artikkeli

¿Cómo redactar un presupuesto de software?