Gestionar el crecimiento de una empresa

Kirjoitettu - Viimeisin muokkaus

Uno de los errores más típicos de las empresas con un importante potencial de crecimiento, en especial start-ups, es no saber medir bien las necesidades de capital humano que van a necesitar para saber afrontar ese crecimiento con un ritmo de producción adecuado y un nivel de servicio acorde a lo que el cliente espera y así poder crecer de forma sólida y sostenible. Muchos estarán de acuerdo que para no morir de éxito la empresa debe avanzarse y contratar al personal necesario para poder afrontar la demanda y el volumen de trabajo que puede venir en una fase de crecimiento acentuado con la calidad mínima necesaria para no perder clientes. Lo cierto es que no les quito la razón a los que piensan así pero también es cierto que eso suele acarrear un sobredimensionamiento de la empresa que termina generando muchas ineficiencias, pues si una cosa es cierta es que los crecimientos no son eternos, motivo por el cual si estamos siempre creciendo en plantilla para ir satisfaciendo la demanda, seguramente acabaremos sobredimensionando la plantilla. Comprendiendo esto vemos que la clave está en, dimensionar apropiadamente el costo de la calidad misma. “Que el remedio, no sea más costoso que el padecimiento”. De igual forma es importante reconocer, que para el cliente y el proveedor de servicios, el tiempo es sinónimo de capital, por tanto diseñar las propuestas efectivas y desarrollar proyectos de forma pronta y exitosa es la llave al progreso y supervivencia de ambos. Entonces, ¿Cómo podemos dimensionar la empresa para poder satisfacer la demanda a la vez que cumplimos con la calidad mínima exigid y sin sobredimensionar la empresa? La respuesta la encontramos en los profesionales Freelance. Estos nos pueden dar la suficiente flexibilidad y disponibilidad para ir amoldando el crecimiento de la empresa sin incurrir en gastos fijos de los que luego nos podemos arrepentir. Es muy lógico que el empresario/emprendedor quiera tener un equipo fijo in situ que le de la seguridad de poder afrontar el crecimiento, y más aún que su primera intención sea la de contratarle en plantilla pensando en que el crecimiento marcado en el plan de negocios será el esperado, pero, y sin ánimo de ofender a nadie, si los business plan se cumplen a nivel de crecimiento en un 10% (con suerte) de lo esperado, ¿no creéis que es mejor ir con pies de plomo? Para evitar contrataciones precipitadas, algo muy normal en crecimientos fuertes, una buena solución puede ser la de plantearse contrataciones cuando se cumplan ciertas condiciones. Por ejemplo, no cubrir un puesto hasta que haya una necesidad continua durante 6 meses, o cubrir un puesto de atención al cliente cada 100 nuevos clientes… Implantarse ciertas normas es más que necesario para no sobredimensionar las empresas, y un ejercicio muy sano para tener un crecimiento sólido de estas a la vez que reducimos riesgos. Para terminar, dejamos una reflexión para tener en cuenta: Si eres directivo de una empresa y quiere saber cómo es propia personalidad observa tu empresa y la actitud de sus empleados, es una copia de tu personalidad, y acéptalo por duro que esto sea, es la única forma de empezar a cambiar. En consecuencia, si tus empleados ven que al mínimo crecimiento empiezas a contratar personal, difícilmente pensaran que se puede hacer más con menos, y siempre pedirán más.

Tilaa nyt ja saa viikottaiset päivitykset

Pysy ajantasalla parhaista artikkeleista Freelancer Yhteisössä. Tilaa nyt jokaisen viikon parhaat suunnittelu-, kehitys ja freelancer-sisällöt.

Seuraava artikkeli

Cómo usar Pinterest para incrementar tus ventas