¿Cuáles son las aptitudes de un buen emprendedor?

Kirjoitettu - Viimeisin muokkaus

En épocas pasadas el concepto de emprender no era tan popular. La mentalidad era estudiar, salir de la escuela y buscar un trabajo estable. Pues se suponía que si estudiaste algo era para trabajar en una compañía en la cual debías de cumplir con ciertos horarios y actividades específicas conforme al puesto. Sin embargo siempre existieron personas con una inquietud emprendedora y con el auge del Internet muchas cosas fueron cambiando, entre ellas la forma de ver el trabajo tradicional. Términos como freelance o emprendedor comenzaron a tomar fuerza dentro del mundo laboral. La forma de ofrecer servicios y vender también se transformó y el auge del comercio electrónico comenzó. Emprender un negocio online o una startup, no es algo hecho para todos, ya que se requiere de una nueva mentalidad y por consecuencia de aptitudes que diferencian a un emprendedor de un empresario o un empleado tradicional. Por eso es que en este post abordaremos las características que un emprendedor debe tener ¿Crees que cumplirás con los requisitos?

Las aptitudes de un buen emprendedor

1. Sin miedo a arriesgar

Un emprendedor no debe tener miedo a correr riesgos. Tan solo el hecho de emprender ya es abrumador: comenzar algo de cero, tomar la responsabilidad de un negocio, dejar tu trabajo tradicional... Es por eso que la primera cualidad de un buen emprendedor es no tener miedo. Aunque emprender siempre será un riesgo existen medidas de seguridad que puedes tomar antes de lanzarte al vacío, como validar la idea de tu producto.

2. Constancia

Hay un dicho que dice “el que persevera alcanza” y para poder llegar a tu objetivo es primordial que empieces realizando pequeños pasos que poco a poco te irán acercando a tu objetivo. No dejes de promocionar tu marca, tarde o temprano tu esfuerzo rendirá frutos pero la actitud que debes tener es ser constante. No pares de compartir contenido en redes sociales, crea campañas de publicidad y sé innovador día a día con tu producto. Esfuérzate por cautivar a tu público con ideas atractivas hacia tu marca y recuerda que el éxito no llega antes que el trabajo.

3. Paciencia

No debes desanimarte si tu negocio no está generando las grandes ganancias desde un inicio. Dar a conocer tu marca y conseguir la confianza de los clientes lleva su tiempo y mucho trabajo. Roma no se construyó en un día y sino te lo crees puedes leer algunas historias de éxito de emprendedores.

4. Honestidad

Cuando acabas de emprender un negocio es normal que las personas no confíen en tu producto. Empieza a tomar acciones hacia clientes potenciales pero viéndolos como activos y no como clientes. Lo que necesitas de inicio es ganarte la confianza de las personas y que vean que lo que persigues no es sólo tu propio beneficio. Lo conseguirás siendo honesto y ofreciendo valor real al tu público objetivo.

5. Humildad

Esta es una actitud que debe tener cualquier emprendedor, no importando la edad que tengas o si en tiempos pasados has emprendido otros negocios. Siempre es bueno aceptar los consejos, no lo sabemos todo y cada vertical tiene sus propias características, no todo los negocios son iguales y mucho menos todos los clientes. Escucha los consejos principalmente de las personas que ya han estado en la vertical en la que tú estás trabajando, no solo aprendas de los casos de éxito sino también de aquellos casos de fracaso para no repetirlos.

6. Flexibilidad

La flexibilidad te permite aprender de tu entorno y utilizar lo que sabes. Si hay cambios en el mercado, con una actitud flexible podrás solventar este tipo de problemas. Si mantienes la mente abierta y podrás crear oportunidades de negocio.

7. Estrategia

Cada decisión que tomes, como cada inversión, es necesario que lo hagas tomando en cuenta un plan estratégico. Si mantienes una estrategia para tu negocio, evitas problemas y reduces el fracaso para no cumplir tus metas propuestas. Para hacer un plan estratégico piensa en qué es bueno para tu negocio, cómo posicionar tu marca y cómo hacer que los clientes lleguen a tu tienda y te compren. Pero recuerda, debes ser flexible, lo que vale ahora quizá esté obsoleto dentro de un par de años.

Conclusión

Probablemente te hayas sentido identificado con esta lista. Si es así, sin lugar a dudas eres un emprendedor aunque aún no hayas dado el paso. Cuando lo hagas,  recuerda tomar riesgos necesarios pero seguros, sé constante y ten en cuenta que llevará tiempo. En un inicio esfuérzate por crear una audiencia en lugar de tener clientes, acepta los consejos de personas con experiencia dentro de la vertical que te interesa, sé flexible ante cualquier cambio y siempre sé estratégico en cada decisión que quieras tomar. Por último, no te olvides de rodearte de los mejores profesionales, una empresa es tan buena como lo son sus empleados. Trabaja con expertos del otro lado del mundo  

Tilaa nyt ja saa viikottaiset päivitykset

Pysy ajantasalla parhaista artikkeleista Freelancer Yhteisössä. Tilaa nyt jokaisen viikon parhaat suunnittelu-, kehitys ja freelancer-sisällöt.

Seuraava artikkeli

Habilidades que todo diseñador web debe aprender